El por qué de todo

 


Puede que solo sea un desgraciado, o puede que sea el único con un poco de raciocinio, pero una pérdida, en este caso de tu pareja, no es más que una enseñanza de la vida, pues significa que aún no has encontrado a la persona ideal. En eso consiste el amor, en errar hasta dar con el tesoro.

Por algún motivo los jóvenes de hoy en día solo piensan en el físico de una persona, sin darse cuenta de que cuando lleguen a una determinada edad, se darán cuenta de lo solos que están por haberse fijado en la chica popular con un cuerpo de diosa del olimpo, en vez de en la chica tímida que, a pesar de no tener tantas curvas como la popular, podría haber pasado toda su vida con ella sin aburrirse ni un solo día. Con esto no quiero decir que yo sea un cielo, por supuesto que no pues todos hemos sido jóvenes inexorablemente. Y por ello tampoco digo que todos los jóvenes sean así, a lo que quiero llegar con esto es que todo el mundo desaprovecha la oportunidad que tiene delante, solo por adentrarse por un atajo y siguiendo la misma línea de puntos toda su vida.

Y todo esto lo dice alguien que, a sus 38 años, ha estado solo toda su vida, sin pareja alguna. Eso no quiere decir que no sepa quién será el amor de mi vida, pues yo si se diferenciar con quien pasaré mi vida.

Hay jóvenes que se limitan a transitar en el mismo autobús desde el inicio hasta que se detiene. Otros, sin embargo, aprietan el botón porque saben perfectamente su destino. En ese autobús lleno de gente, solo se escuchan los plantos de personas que no saben hacia donde van. Gente que va andando por la misma calle siempre, mientras que otros aprenden caminos nuevos por los que transitan.

Y todo esto es lo que pienso mientras desayuno mi tostada matutina y mi café solo. Si lo piensas, no estoy tan solo, pues la soledad me acompaña. Mi soledad y yo en este pequeño espacio al que llamo hogar. Pero, aunque la a veces incómoda soledad sea mi acompañante, no puedo evitar lo inevitable, que al final mi compañía sea innata y que por mucho que sepa diferenciar quién es el amor de mi vida, solo es otra mentira, otra excusa más para explicar porqué he acabado con mi propia vida.



Izan Yuste Fernández 3º A

Entradas populares de este blog

Graduación 2Bachillerato curso 22/23

El mejor regalo es volver a casa.