Leyenda(II)

                 La autopista fantasma


          



Cuenta la leyenda que en las noche de invierno, donde el frío cala los huesos, el viento desgarra tu voz y el silencio de la noche se apodera de tí, una joven de cabellos negros y piel de porcelana, vaga sin rumbo, perdida y asustada por las oscuras sombras de la autopista.


Según los rumores de bocas pasadas, observa en mitad de la calle, solo observa y observa, hasta que por fin, un dia, se sitúa en el borde de la carretera, aterrada y solitaria en busca de un alma caritativa que le ayude, al final consigue su propósito y es ayudada por aquel que la acoge con buenas intenciones, a medida que avanzas lo hace contigo el peligro y la misteriosa mujer. 

Se dice que una vez atraviesas el puerto de la Cruz Verde, tu vida ya no te pertenece, ahora le pertenece a ella, y es ella quien decidirá si seguirás en este mundo o por el contrario dejarás todo aquello que amas, para convertirte eternamente en un alma perdida, condenada a vagar por aquella infinita y oscura carretera, sin una dirección y sin un destino final, viendo los coches pasar uno tras otro, sin poder hacer nada, con la angustia de que no te puedan ver ni oír, en el que la soledad es tu única amiga y de la que nunca podrás escapar, porque te ira quemando poco a poco, te desesperara y te destrozará.


En algunas versiones la tripulante avisa del peligro al que vas encaminado, y una vez rebasada la curva, desaparece misteriosamente, sin embargo en otras ocasiones, la pasajera no avisa, por lo que el coche sufre un accidente, en el cual mueren pasajeros y conductor, aunque siempre, hay un superviviente, con el fin de que cuente la historia.

Carla Fernández

Entradas populares de este blog

Graduación 2Bachillerato curso 22/23

El mejor regalo es volver a casa.